¡YA ESTAMOS EN EL JODIDO 2008!

¡YA ESTAMOS EN EL JODIDO 2008!

¡QUE SEA UN JODIDO BUEN AÑO!

 

   Bueno, ¡YA ESTAMOS EN EL JODIDO 2008! Y lo digo con cariño, lo de jodido, recordando la expresión que utilizaban unos compañeros mineros del carbón, galeses, a los que acompañé en una gira por los pozos asturianos allá por los ochenta del xx. Resulta que a todo lo que les gustaba le ponían el apelativo de “JODIDO”, fuese lo que fuese: <<¡What a beautifull  fucked day!>>, por ejemplo, y así con todo; Que jodida cerveza tan rica; Que jodida comida tan sabrosa; Que jodida chica bonita; Que jodida buena música… Y así hasta el infinito. Me tenían  muy intrigado con el asunto del jodido y solo lo aplicaban a las cosas que les gustaba y satisfacía. Por lo tanto les pregunté a que venía tanto “fucked” y me contaron (después de meditarlo, ya que les salía de una manera tan natural como el cagar -no el respirar, uno de ellos lo hacía con mucha dificultad-) que era por verlo, por poder disfrutar algo que normalmente estaba fuera de su alcance. El que “jodido bonito día” lo decían ante el día que por cualquier circunstancia lo podían ver, disfrutar, ya que se pasaban la vida metidos en el pozo (y digo la vida sin más), así pues lo aplicaban a todo lo que gustándoles lo tenían cerca, estando normalmente tan lejos de su alcance. Era a mediados de los ochenta, cuando las huelgas mineras galesas y escocesas contra los cierres decretados por el gobierno británico de M. Thatcher (maestra de muchos de los pilinguis que pululan  por el poder de nuestras instituciones hoy día). 

   Os voy a contar parte de esta historia y que sirva de ilustración para comprender lo que es  una huelga, como se vive y se internacionaliza, como se amasa la solidaridad obrera, que no es caridad. Pues parece que la gente hace huelgas por gusto y para reivindicar su propio chiringuito, no es así, cuando el obrero se levanta y dice hasta aquí, sabe muy bien que se enfrenta a un enemigo, en principio, mucho mas poderoso que él, al tener aquel en sus manos un resorte importantísimo, el poder.

 

   Contaba arriba que corrían los años 80 y 85 del XX. La política conservadora y neoliberal -tan de moda todavía- se extendía por todo el mundo, especialmente con M. Tatcher en el R.U. y con R. Reagan en los U.S.A.. También aquí aun teniendo un gobierno socialdemócrata, el primero del P.S.O.E..

 

    M.Tatcher se puso manos a la obra, ha cerrar pozos, minas de carbón en Gales y Escocia. Reestructuraciones acordes a los intereses empresariales y macroeciómicos (se decía). Luego en esa década y las siguientes vendría todo el desmantelamiento de la industria estatal en el Estado Español (astilleros, minería, altos hornos…), también en el resto de Europa al calor de la U.E. y la ampliación al este.

 

    Acompañando a lo anterior, se desestructura y destruye en el R.U. todo el entramado de las conquistas sociales de la clase obrera (sanidad, seguros del paro, educación, regulación laboral, etc… -¿Os suena?-). Es el mundo de la venta de lo colectivo y las privatizaciones (ved las películas de Loach para ilustrar este asunto).

                                                                                                                                                                                                                                                                  La huelga minera contra todo esto es durísima, de supervivencia. Transcurre en su apogeo durante año y medio. Hay enfrentamientos, un día si, otro también, con las fuerzas del orden, desplegadas éstas en las cuencas mineras, como en los tiempos mas calientes en Irlanda. Se reprime sin piedad a los huelguistas, con todos los medios (esquirolaje incluido -otro libro y película recomendado sobre este tema de las huelgas, si no se han vivido en directo: “Germinal”). Se encarcela a lideres y luchadores obreros. Para sobrevivir se organizan comedores populares. Las cajas de resistencia de la lucha van decreciendo. Las casas y escuelas se calientan con lo que los huelguistas recogen de las escolleras, de los desechos de la producción…

 

 Así las cosas, el sindicato minero (M.Tatcher estaba promoviendo sindicatos amarillos con esquiroles y otros bicharracos) lanza un SOS internacional. El apoyo es masivo en algunos sectores como el de los estibadores británicos y polacos (estos últimos en respuesta al recibido en su lucha contra la burocracia militar estanilista). Los británicos se niegan a descargar  las remesas de carbón procedentes del exterior, los polacos a cargar los barcos con destino al R.U..

 

   Hay muchos otros ejemplos de esta solidaridad. Aquí voy a contaros el de los mineros de Tuzla, en Bosnia.

 

   En asamblea, estos mineros bosnios, deciden aportar todos los meses el salario de un día del trabajo de todos para destinarlo a las cajas de resistencia de los huelguistas galeses y escoceses.

 

    Esta lucha se perdió pero, como todo en el campo de la lucha obrera, sembró su semilla y esta germinó.

 

   Los años noventa del XX comienzan con la guerra y desmembración de la antigua Yugoslavia. No entraré aquí en detalle sobre el asunto, lo dejo para otra inspiración, hay mucho en el tintero, solo decir que la historia de Los Balcanes es larga y no ha tenido aún su punto final.

 

   El pueblo bosnio se organiza para defenderse de la agresión servia y croata. Los mineros de Tuzla se organizan en milicias, está formándose la Armija, el pueblo en armas. Todo con una precariedad y aislamiento internacional de cojones, nadie da un duro por ellos. La situación es extrema. Ahora son ellos , los mineros bosnios, quienes lanzan un SOS internacional, un SOS a sindicatos, partidos y organizaciones  obreras de otros países a sus hermanos de clase.

 

   Se organiza la ayuda y el elemento mas activo en esto serán los mineros, obreros y jóvenes galeses y escoceses, sus organizaciones, sindicatos y partidos. Surge la campaña Ayuda Obrera a Bosnia. Comenzando en el R.U. se extiende a toda Europa y también América. En el Estado Español es en Barcelona y Madrid donde se pone en marcha…

 

   Este es otro capitulo. Solo deciros que fuimos los primeros en romper el cerco y aislamiento, asedio, que sufría el pueblo bosnio, fueron sus hermanos de clase y no la ONU quien lo hizo. El pueblo bosnio estaba siendo masacrado con el beneplácito y la bendición del poder internacional, U.S.A., la U.E.E., el Vaticano, Rusia. Todos apostaban por el reparto de Bosnia entre los servios  ortodoxos y los católicos croatas.

 

   Lo que os he contado es lo que entiendo como solidaridad y lucha de los trabajadores.  Ejemplos hay infinidad.

 

   ¿Qué porqué hay que apoyar una huelga justa?. Porque en ello nos va la vida.

¡QUE SEA EL 2008 UN JODIDO BUEN AÑO!

 

                                                    

 

                              ¡SALUD!

 

 

*FOTOGRAFÍAS: "NEWS LINE PHOTOGRAPHERS":

P. J. ARKELL

RAY RISING

SEAN SMITH

KATHY ARKELL

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡YA ESTAMOS EN EL JODIDO 2008!

  1. Virginia dijo:

    que sea el 2008 un jodido feliz año!! y lo veamos todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s