Irán se prepara para la guerra

               Pese a la acogida de los incentivos,

        Irán se prepara para la guerra

 

 

Un ultimo tanteo, para ganar tiempo uno y el otro. De nuevo, el paquete de incentivo ofrecido a Irán por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania (5+1) a cambio de suspender su enriquecimiento de uranio no incluye las garantías de seguridad, -la principal exigencia de Irán-, y deja libres las manos de EEUU e Israel para atacarle aunque ponga fin a su plan nuclear. La trampa tendida a Irán es la misma que atrapó a Irak: el Occidente en vez de presentar pruebas de que Saddam tenia las armas de destrucción masiva, se le presionaba para que demostrara lo contrario. ¡Simplemente, imposible!. En 2004 el gobierno de Jatami paralizó el programa de la discordia, y sin embargo las presiones y amenazas han ido en aumento.

 

Aun así, estamos ante una nueva situación. Por un lado, las amenazas militares contra Irán provienen principalmente más de Israel que de EEUU; pues el informe de la Inteligencia Nacional estadounidense sobre la detención del programa nuclear de Teherán en el año 2003 ha complicado las iniciativas de Bush, a la vez que las palabras “no medidas” de Ahamadineyad sobre el gobierno israelí –que no sobre los judíos-, hacen  que la opinión publica asimilara mejor un ataque de éste país que uno iniciado por Washington. Por otro lado, el gobierno iraní ya ha dejado de calificar estas amenazas como “guerra psicológica” y de palabrerías sobre  el “hundimiento de EEUU en el pantano iraquí”,  para  hablar abiertamente de la posibilidad real de una agresión militar contra el país. Las recientes maniobras del ejercito israelí con un centenar de aviones de combate, la distribución de equipos atómicos, biológicos y químicos entre su población, las afirmaciones de Mofaz, su viceprimer ministro que considera “’inevitable’” un ataque preventivo sobre Irán, y el pronóstico profético de John Bolton, el ex Embajador de los EEUU en o­nU, de que la agresión tendría lugar entre 4 de noviembre el día de las elecciones de norteamericanas y la transferencia del mando, despiertan a cualquier dormido.

 

 

Irán en estado de alerta

“Nadie podrá imaginar cuál será nuestra reacción”,  avisa el Coronel Yafari, comandante de los Guardianes islámicos-, que así revelaba parte de la represalia diseñada, si cae una bomba sobre Irán: bloquear la salida de las petroleras del Golfo Pérsico, y dejar el mundo sin el 40% del crudo que recibe a diario, atacar los intereses de Israel y de EEUU donde puedan y convertir la región en una bola de fuego, y eso solo para empezar.

 

Los iraníes ya conocen el plan TIRANNT (Theater Iran Near Term), un modelo de teatro de guerra trazada para Irán como escenario de un conflicto total, que toma dimensiones estremecedoras con anuncios como el del diario turco Milli Gazete, que afirmaba la semana pasada que EEUU ha trasladado decenas de cabezas nucleares de la base turca de Incirlik a Arbil, la ciudad kurda de Irak, próxima a Irán.

 

Este escenario también incluye planes para desestabilizar el régimen desde dentro. Cumpliendo La Ley de Apoyo a la Libertad y Democracia en Irán (Iran Freedom and Democracy Support Act), el congreso ha destinado 400 millones de dólares para crear y financiar a grupos opositores. El núcleo de esta quinta columna lo componen “jondolalha “soldados de Dios”, de corte Al Qaedista que opera en Baluchistán de Irán; los Muyahedines del Pueblo, veterano grupo terrorista chiita; o el nuevo Partido para la Vida Libre del Kurdistán. Su misión consiste en provocar disturbios étnicos en un país con el  60 por ciento de la población pertenecientes a las minorías éticas, para luego justificar una intervención militar con el fin de “salvarles de una limpieza étnica” cometida por los ayatolas. Los Guardianes Islámico, en el medio de un atentado contra la vida del Coronel Amangaha, (responsable de la detención de los 15 marineros británicos el año pasado), y una pena de muerte para un hombre acusado de espiar para Israel, emprenden la reestructuración de su organización por primera vez en 20 años, para enfrentarse a las “amenazas internas y externas”. Se han dividido en equipos autónomos para operar en 31 zonas del país, han creado 600 escuadrones de acción rápida, y han fortalecido a los Kade, las fuerzas especiales.

 

Los ciudadanos que aun sufren las consecuencias de la larga guerra con Irak, y son testigos de la tragedia de este pueblo tras la ocupación de su tierra, viven aterrorizados ante lo que se avecina; son conscientes de que EEUU no desistirá en su intento de controlar a un Irán sinónimo de geoenergía en mayúsculas, y de neutralizarlo en la región para  consolidar la hegemonía de Israel.

 

Sin autoridad legal ni moral Washington y sus aliados vuelven a colocar al mundo ante una catástrofe de consecuencias imprevisibles.

 

Nazanin Amirian

_______________________

 

Atentado contra un comandante de la marina iraní

 

1 de julio del 2008

Coronel Abolqasem Amangaha, responsable de la   base naval de Arvand Rud, sur del país, quien participó en la detención de los 15 marineros del Reino Unido en el Golfo Pérsico el 23 del marzo del año pasado, ha sobrevivido a un intento de asesinato en Teherán.

Según Press TV reports dos grupos de asaltantes no identificados, desde una moto y un coche  abrieron fuego contra el vehículo del comandante iraní que ha salido ileso.

_______________________

 

Pentágono: aumentan las posibilidades de un ataque israilí a Irán

 

NUEVA YORK, 1 (EUROPA PRESS)

1 de julio del 2008

 

Fuentes del Departamento de Defensa explicaron a la cadena de televisión ABC News que hay una “creciente probabilidad” de que Israel realice este ataque, un movimiento que, auguran, provocaría la respuesta de Irán no sólo contra Israel, sino también contra Estados Unidos.

 

Las citadas fuentes identificaron dos “líneas rojas” que podrían desencadenar una ofensiva israelí. Las citadas fuentes identificaron dos “líneas rojas” que podrían desencadenar una ofensiva israelí.

 

La primera se refiere al momento en que la instalación nuclear de Natanz produzca una cantidad suficiente de uranio altamente enriquecido, que según las evaluaciones de Inteligencia israelí y norteamericanas dicen que va a suceder en 2009.

 

La segunda será cuando Irán obtenga el sistema de defensa aérea de Rusia, SA-20, que una vez en el lugar hará al ataque mucho más difícil.

 

Sin embargo, el oficial del Pentágono explicó que “La línea roja no es cuando llegan a ese punto, sino antes de llegar a ese punto”.

 

Los funcionarios de defensa de EEUU creen que el reciente ejercicio militar de Israel está vinculado a los preparativos para el ataque. “La Fuerza Aérea israelí ya llevó a cabo el ejercicio básico necesario para decirle a sus principales dirigentes que está preparada.”, concluyó el oficial.

________________________

 

Mottaki: la apertura de oficina de negocios USA en Teherán es "estudiable"

¿Pero por qué buscaría ahora Irán …? … consolidar sus ganancias a través de conversaciones con la próxima Administración estadounidense y lograr el reconocimiento de su papel en la zona.

José Petrosino de Buenos Aires (Para Kaos en la Red) [06.07.2008 17:37]

 

 
Manouchehr Mottaki en Davos el 2008

Mottaki: la apertura de oficina de negocios USA en Teherán es "estudiable"

From: Oscar Abudara Bini 

 

Desde hace tiempo les  estamos enviando material estratégico a mi entender de relevancia para tomar una posición, bien afilada y coherente con el escenario internacional que rodea nuestro país dependiente.

 

Resalto nuevamente:

1) La aparición del investigador norteamericano Gareth Porter, denunciando que la acusación a Irán en Argentina es falsa. Fetzer se ha pronunciado en igual sentido.

2) una y otra vez, la difusión de artículos que mencionan negociaciones de paz, en medio de un clima bélico absoluto.

 

En este sentido, la importancia del artículo de URGENTE, que ha rescatado mi coequiper el ingeniero JOsé Petrosino- es que resulta ser de los pocos, casi el único, que se difunde en nuestro país.

 

Sería bueno que el amigo Karim, nos informe en situ, si desde Teherán estos procesos negociados tienen mas difusión.

 

A LO NUESTRO:

 

Por ahora y salvo cambios, los rabinos antisionistas arribarán a Buenos Aires. De la misma manera que no pude garantizar la llegada del americano James Fetzer hasta verlo en el aeropuerto, les digo lo mismo con esta nueva "visita".

 

Para el caso -vengan o no vengan- creo que para el próximo aniversario del 18 de julio, es muy posible que:

 

-"Ellos" hagan el acto de siempre, pero más, mucho más. Por ej harán uno en los EEUU con la aquiesencia de nuestro embajador sionista, el Sr Timmerman. Seguramente pondrán lo suyo en Buenos Aires.

-"Nosotros", o sea los 3 gatos locos que sostenemos la trinchera opuesta, bien podríamos hacer una Excelsa Manifestación por la Paz, porque:

a) habiendo gran cantidad de prueba acerca de la inocencia de musulmanes en el atentado (Hezbollah e Irán)

b) siendo notoria la evidencia del rol de Israel y EU, así como de la dirigencia sionista nacional en el encubrimiento y la plantación de pruebas
c) resultando de relevancia la INVOLUCRACION DE ESTE HECHO en el delicado escenario internacional de una posible guerra contra Irán, que puede llevarnos a una conflagración enorme,

d) sería  oportuno que un grupo de argentinos y rabinos antisionistas  sin distinción de banderias ni religión, se manifieste por la Paz, el 18 de julio, luchando de esta manera por la verdad (la acusación a Irán es falsa) y la justicia (es justo impedir que se use esto para una guerra demencial)

 

Les agradeceré sopesen este rango de elementos.

 

Cordialmente,

 

Dr Oscar ABUDARA BINI


 

  Una visión diferente: USA e Irán deben concretar ‘un matrimonio de conveniencia’

 

Mientras. The New York Times publica que tropas israelíes ensayaron un ataque general a Irán, voceros del Departamento de Estado desmienten a voceros del Pentágono sobre un posible ataque israelí a Irán antes de fin de año, y Mohamed El Baradei amenaza con renunciar a la OIEA si Israel bombardea Irán, la influyente revista Foreign Policy (con conceptos similares a los ya publicados en Foreign Affairs), intenta disuadir sobre la opción bélica.

 

POR TRITA PARSI | 02/07/2008 | 14:41 Presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad.

 

WASHINGTON DC. El Comité Estadounidense de Asuntos Públicos de Israel (AIPAC, en sus siglas en inglés) —el poderoso grupo del lobby proisraelí— celebró hace poco en Washington su conferencia anual sobre política, que discurrió como cabía esperar.

 

El candidato presidencial republicano, el senador John McCain, arengó a apretar la soga en torno a Irán y se burló de quienes están a favor de un enfoque más diplomático. La secretaria de Estado de EU, Condoleezza Rice, explicó que negociar con los ayatolás sería inútil “mientras continúen en su lento avance para conseguir un arma nuclear bajo la tapadera de las palabras”.

 

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, hizo un llamamiento al uso de “todos los medios posibles” para detener a Teherán en su propósito de obtener una bomba atómica. Unos días más tarde, el ministro de Transporte de Israel, Saul Mofaz, advirtió de que un ataque a Irán es “inevitable”, mientras Teherán “continúe con su programa para desarrollar armas nucleares”.

¿Más humo que fuego? La ideología antiisraelí iraní es real,

pero no insalvable.

Como si quisiera dar más énfasis a estos argumentos, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, interpretó gustosamente el papel de villano, prediciendo desde Teherán que Israel “pronto desaparecerá del panorama geográfico”.

 

Con este telón de fondo, pocos en el AIPAC se mostraron convencidos del llamamiento del candidato presidencial demócrata Barack Obama a que Estados Unidos entable conversaciones directas con el régimen de los ayatolás (aunque el senador por Illinois ganó nuevos amigos en la conferencia este año). De hecho, el AIPAC y los líderes israelíes temen que cualquier negociación entre Washington y Teherán se produzca a su costa y han elevado en consecuencia su retórica.

 

No tiene porqué ser así. Aunque Irán e Israel no van a firmar ningún pacto de defensa mutua en un futuro cercano, los dos países no están destinados a ser enemigos implacables. En todo caso, Israel podría convertirse en uno de los principales beneficiarios de un acercamiento entre Washington y Teherán.

 

Podría sonar inconcebible que la República Islámica, cuyos líderes desde 1979 han usado el más venenoso de los discursos contra el “pequeño Satán”, pudieran moderar alguna vez su posición hacia Israel. Sin embargo, una revisión detenida de las tres últimas décadas muestra que el hostil discurso de Teherán es más un producto del oportunismo que del fanatismo. Irán e Israel incluso han estado dispuestos a trabajar juntos algunas veces de manera discreta, a pesar de sus ideologías opuestas.

 

La razón es simple: cuando se ve forzado a elegir, el régimen de los ayatolás escoge sus intereses geoestratégicos por encima de sus impulsos ideológicos. En ninguna otra área es tan evidente la importancia de la dimensión estratégica de la política exterior de Irán como en lo que se refiere a Israel. Cuando estos dos pilares de la diplomacia iraní se han visto enfrentados, como sucedió en los 80 durante la guerra entre Irán e Irak, las preocupaciones geoestratégicas de Teherán se han impuesto sistemáticamente.

 

El país persa buscó de manera discreta la ayuda de Israel, y Tel Aviv hizo muchos esfuerzos para lograr que Irán y EU volvieran a hablarse. Al verse enfrentado a un Ejército iraquí invasor y descubrir que su armamento de fabricación estadounidense carecía de piezas de recambio a causa del embargo, Teherán necesitaba desesperadamente la ayuda de Israel.

 

Tel Aviv, a su vez, estaba más que deseoso de evitar una victoria iraquí y de restaurar la tradicional cooperación clandestina israelí-iraní en materia de seguridad establecida bajo el régimen del sha, a pesar de la feroz retórica contra Israel de los mulás.

 

Irán nunca abandonó su ideología antiisraelí, pero durante años se abstuvo de trasladarla a políticas operativas. Ha sido sólo en los últimos quince años, por ejemplo, cuando Teherán ha pasado a jugar este papel saboteador en el conflicto palestino-israelí. ¿Por qué ahora? Hoy las corrientes ideológicas y estratégicas de la diplomacia iraní están alineadas, y los resultados son visibles en cada rincón de la región: un Hezbolá en ascenso en Líbano, un Hamás más afianzado en los territorios palestinos, una población chií cada vez más radical en Irak.

 

Contener estas potenciales amenazas exige entender porqué Irán se comporta del modo en que lo hace. Desde el punto de vista estratégico, la República Islámica se opone a Israel porque tiene la percepción de que Tel Aviv busca su exclusión de los asuntos de la región.

 

Irán piensa que Israel está trabajando constantemente en contra de sus intereses, ya sea en Washington o Asjabad (Turkmenistán). Se ve al Estado hebreo como un obstáculo fundamental para poder iniciar un diálogo entre Estados Unidos e Irán, y ha jugado un papel crucial a la hora de colocar el programa nuclear iraní a la cabeza de la agenda internacional.

 

Incluso las declaraciones fuertemente ideológicas de Ahmadineyad han adquirido un propósito estratégico. Jugar la carta antiisraelí ayuda al régimen de los ayatolás a superar la brecha persa-árabe y la chií-suní, según el razonamiento de Teherán.

 

La dura retórica contra Israel es bien recibida en la calle, aumentando las tensiones entre los gobiernos árabes y sus ciudadanos, que a su vez evita que los árabes se alineen con Tel Aviv contra Teherán.

La clave para eliminar el peligro que la República Islámica podría plantear a Israel consiste en lograr que estas dos fuerzas de la política exterior iraní –el interés estratégico y la ideología— se contrarresten entre sí una vez más.

 

No obstante, las amenazas de guerra y las sanciones no pueden lograr este fin. Sólo con un acuerdo de mayor amplitud —la rehabilitación política de Irán en la región a cambio de que ponga fin a su destructivo comportamiento— Teherán renunciará a su abierta hostilidad hacia Tel Aviv.

 

Una vez fuera de su aislamiento, el análisis coste-beneficio de Irán cambiaría drásticamente. El país persa tendría cuidado de no socavar su propio estatus geopolítico con una conducta antiisraelí y antiamericana de motivaciones ideológicas.

 

Esta fórmula no es nueva, ni está sin comprobar. China se niega a abandonar sus pretensiones comunistas, pero la integración global le ha hecho reacia a poner en práctica los principios económicos de esta ideología debido al efecto devastador que tendrían sobre sus propios intereses económicos.

 

¿Pero por qué buscaría ahora Irán unas negociaciones serias —se podrían preguntar quienes se oponen a la diplomacia—, cuando parece que está logrando lo que persigue en Oriente Medio? Porque está ansioso por consolidar sus ganancias a través de conversaciones con la próxima Administración estadounidense y lograr el reconocimiento de su papel en la zona.

 

Quienes  rechazan el diálogo no pueden tenerlo todo a la vez. No pueden argumentar que Washington no debería negociar debido a su falta de poder (lo que no es cierto, ya que sólo EU puede levantar sus sanciones y apoyar la inclusión de Irán en una nueva arquitectura regional de seguridad) y a la vez alegar que Teherán prefiere el status quo y no está interesado en mantener conversaciones precisamente porque Irán sí tiene poder.

 

En realidad, Estados Unidos no tiene necesidad de presionar a Irán para que acuda a la mesa de negociación; sólo necesita demostrar que es serio en su propósito de alcanzar un entendimiento estratégico.

 

Lo que inducirá a Teherán a cooperar no es la amenaza, sino la promesa de conseguir un papel legítimo en la zona sin renunciar a su orgullo. Para Israel, eso podría ser bueno. Un Irán domesticado —integrado en las estructuras políticas y económicas de la región y en las fuerzas de la globalización— es mucho menos peligroso que uno enojado y aislado que defiende sus intereses avivando las llamas del extremismo. Ese es un concepto que los partidarios de Israel y el AIPAC deberían encontrar útil. 

_________________________

 

                         Iran avisa que tiene misiles y podrian alcanzar USA e Israel

 

Ali Yaafari, volvió a advertir que Irán tiene misiles que pueden alcanzar cualquier punto de Israel y también puede impactar en EEUU

IAR Noticias (Agencias) [02.07.2008 19:07]

 

ampliar

Los "Guardianes de la Revolución" es una organización  militar formada en 1979 con el triunfo de la revolución islamista liderada por el ayatolá Komeini.

 

En términos convencionales, las Fuerzas Armadas iraníes son las más numerosas y poderosas del Medio Oriente: cuentan con 1.000.000 de efectivos distribuidos entre el Ejército de Tierra, la Fuerza Aérea, la Marina y el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI).

 

El Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica, considerado como el "ejército ideológico" del régimen, representa “un ejército dentro del ejército” ya que cuenta, juntamente con sus fuerzas terrestres, con Fuerza Aérea y Marina propias, además de la policía y del resto de las fuerzas de seguridad bajo su control.

 

 

También, los  "Guardianes de la Revolución" cuentan con el "Kode", un cuerpo de elite de 15.000 hombres cuya misión es organizar operaciones especiales en la retaguardia enemiga.

 

Los  "Guardianes de la Revolución" tienen bajo su mando  a las milicias voluntarias (compuestas por más de 200.000 mujaidines), que cuentan con unidades de combate y un sistema de movilización permanente en todas las localidades.

 

De allí la importancia que siempre se le asigna a las declaraciones del comandante de ese cuerpo emblemático de las fuerzas armadas iraníes que ya se han declarado en estado alerta frente a declaraciones difundidas en los últimos días por altos jefes y funcionarios israelíes que alertan de posibles operaciones militares en marcha contra instalaciones nucleares iraníes.

 

"Si ellos (Israel) junto con EEUU emprenden la más mínima acción contra los intereses de Irán, al instante todo el territorio controlado por ese régimen quedará desprotegido porque quedará bajo el radio de acción de nuestros misiles", afirmó el general Mohammed Ali Yafari, comandante de los poderosos "Guardianes de la Revolución" en nuevas declaraciones citadas por la prensa iraní.

 

Según el alto jefe militar iraní,  EEUU es tan vulnerable como Israel debido a que las tropas estadounidenses emplazadas en países vecinos a Irán también pueden ser atacadas en el caso de que Washington apoye o colabore en una agresión contra Teherán.

 

EEUU  emplazó en los últimos cuatro meses en Irak cuatro bases militares en la frontera con Irán, informó esta semana en su página web el canal de televisión en árabe Al-Jazeera que cita una fuente de los servicios de seguridad iraquíes.

 

Según la fuente, una de las bases quedó instalada a sólo 30 kilómetros de la localidad iraní más cercana. Todas las bases están dotadas de radares y plataformas para lanzar misiles por control remoto.

 

"EEUU no se decidirá a emprender una guerra contra Irán porque no está seguro de sus resultados y tampoco del tiempo que durará ese conflicto. Ellos saben que si comienzan la guerra no la podrán terminar por su propia voluntad", expresó el jefe de los "Guardianes de la Revolución".

 

A juicio de Yafari, la posibilidad de una guerra en el Golfo Pérsico tendrá consecuencias muy graves para la economía de los paises del área porque Irán bloqueará el estrecho de Ormuz por donde pasa al menos el 40 % del crudo que se consume en el mundo.

 

Según la prensa iraní, las palabras de Yafari son una voz de respaldo a las declaraciones del ministro iraní de Defensa Mohamad Nayyar que amenazó a Israel con "respuestas muy dolorosas" en caso de que Tel Aviv emprenda una agresión contra Irán.

 

A comienzos de junio, el influyente político Shaul Mofaz principal pretendiente para suceder al primer ministro Ehud Olmert en la presidencia del partido gobernante Kadima, y por tanto, futuro jefe del gobierno israelí, dijo que su país puede verse obligado a bombardear instalaciones nucleares de Irán.

 

Sus declaraciones derrumbaron las bolsas mundiales e impulsaron una de las peores caídas históricas de las acciones en Wall Street.

 

Mofaz, actual titular de la cartera de transporte en declaraciones al diario Yedioth Ahnoroth afirmó que los bombarderos a las instalaciones nucleares iraníes podrían ser "inevitables", si fracasaran los esfuerzos para obligar a Teherán a renunciar a su programa nacional para enriquecer uranio mediante sanciones internacionales.

 

La semana pasada, el diario estadounidense New York Times señaló que Israel tiene planes de bombardear Irán, tras analizar recientes maniobras efectuadas por la Fuerza Aérea israelíes en el Mediterráneo a comienzos de junio.

 

Al valorar las maniobras, "fuentes oficiales de la Casa Blanca y el Pentágono", como citó el rotativo, opinaron que esos ejercicios probablemente fueron, "ensayos de potenciales bombardeos contra instalaciones nucleares iraníes".

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Politica. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Irán se prepara para la guerra

  1. Joan dijo:

    Pero una descabellada guerra contra Irán, presionados por Israel y los lobbys sionistas que gobiernan los Estados Unidos, aparte de un desastre planetario ¿no supondría un riesgo excesivo para los propios USA? ¿tan desesperado está el Imperio?
    Por inmoralidad ya sabemos de lo que son capaces, ¿pero su sumisión al poder sionista les llevaría a emprender una acción bélica de impredecibles resultados?
    Un abrazo compañero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s