¿POR QUÉ ES TAN DÍFICIL ENTENDER LO QUE PASA EN IU?

Carlos Girbau

¿POR QUÉ ES TAN DÍFICIL ENTENDER

LO QUE PASA EN IU?

 

¿POR QUÉ ES TAN DÍFICIL ENTENDER LO QUE PASA EN IU?

Izquierda Unida ha jugado un importante papel en el agrupamiento a lo largo de los últimos 4 lustros de los sectores más determinantes de la izquierda transformadora en el Estado. A pesar de sus crisis y disputas sigue apareciendo como el único espacio con potencialidad suficiente como para marcar por la izquierda la política en España. Su próxima IX asamblea federal va a ser de nuevo una cita importante. La organización llega a la misma cansada y muy dividida. Los cambios en su seno son obligados. Del signo de los mismos depende el futuro próximo de la parte determinante de la vanguardia. En estas condiciones, acercarse a su vida, incluso a sus conflictos no es nunca un esfuerzo baladí

LAS APARIENCIAS, ENGAÑAN

Marx o Darwin, entre otros, ya señalaron que si las cosas fueran lo que parecen poco tendría la ciencia que rascar. Las cosas “también” son lo que parecen, pero no “sólo” y, a veces, lo que se muestra es únicamente un aspecto tan parcial que, lejos de ayudarnos a entender el fenómeno en cuestión, nos confunde. El asunto que nos ocupa es precisamente de ese tipo. Tiene una forma, que es sólo una parte de lo que está en juego, pero que pesa tanto, que llega a tapar la razón profunda y última de los conflictos. De ahí que tienda a desquiciarlos y a desquiciar aún más quién intenta entenderlos.

La primera apariencia del conflicto en IU es el de una lucha por el “control del aparato ”, por “el poder ”.

En IU hay básicamente dos aparatos: el del PCE y el de IU propiamente dicha. El primero lo constituye esencialmente lo que queda de lo que el PCE forjó en la lucha contra la dictadura y en la transición. Ese aparato, muy dependiente, como el de IU, del Estado, es propio de ese partido, por lo tanto, autónomo de IU y jamás se ha integrado o disuelto al 100% en la misma.

Por su parte, el  aparato de Izquierda Unida surgido tras su nacimiento electoral engloba todo su cuerpo institucional, la gestión de “las cosas de la casa” y una parte del propio aparato del PCE.

La refriega constante entre esas fuerzas domina la vida de IU. Lo que se traduce en una interminable retahíla de agravios, impugnaciones de delegados, cambios de estatutos y normas… En  este marco, las crisis de dirección son constantes. Las consecuencias más evidentes de esta situación son que la organización sólo vive hacia el interior, minando gente y confianzas, que los afiliados de a pie pierden la ilusión, nuestro aislamiento respecto a la sociedad que queremos representar crece, y  que nuestra base votante se desorienta.

En estas condiciones la vida en IU es como una guerra sin fin que, al igual que en la novela de Orwell “1984”, se mueve a través de frecuentes cambios de aliados gracias a los cuales, los enemigos de antaño son los amigos hoy y, aparentemente y por la mismas razones, volverán a ser enemigos mañana.

EL PESO DE LOS ORÍGENES, LAS TRADICIONES Y LA SITUACIÓN

Poco o casi nada queda de las corrientes que alumbraron IU. No se trata únicamente de que el impulso inicial esté agotado, sino de que incluso las gentes que la fundaron se han ido o se han disuelto en su actual realidad. IU es muy plural ideológicamente, pero esa pluralidad no niega que la mayoría aplastante de sus cuadros son o fueron del PCE o de algunas de sus diversas fracciones y ello, marca impronta.

Durante generaciones la escuela de mayor éxito en el seno del movimiento obrero consideró que el papel último de las fuerzas de los trabajadores en todo el mundo era someterse a la política y la diplomacia de la URSS. Durante más de 60 años, los partidos comunistas construidos a imagen y semejanza de Moscú se criaron en una idea que tenía su razón de ser en el descomunal aparato de Estado creado por la burocracia soviética. Dicha idea venía, en resumidas cuentas, a decir que quién controlara el aparato (del Estado, del partido…) era el que podía desarrollar la política. Los monstruosos aparatos estalinistas  funcionaron así durante decenios.

Esta forma tan unilateral de proceder implica la máxima desconfianza en toda política que no parta para su sostenimiento de una posición previa en el aparato. En esta lógica, la base electoral o la militancia sólo es considerada útil como apoyo a una parte u otra del aparato; o sea, no constituye un sujeto político propio, sino uno que sólo se entiende como supeditado a tal o cual parte de ese aparato.

En los últimos 25 años, la enorme dificultad de la clase obrera para abrirse camino en una situación en que la burguesía mantiene la iniciativa política, sumada a la crisis del estalinismo y la combinación de ambas cosas con una alta dependencia de la política del Estado burgués y sus órganos (parlamentos y ayuntamientos) han trabajado a favor de reforzar la idea de que “todo pasa por el aparato”.

LA FORMA

 
La prueba más evidente de ese esfuerzo para que “todo pase por el aparato” es que en IU hasta la lucha ideológica se desarrolla en esa clave. El proceso de preparación de la IX asamblea ha alumbrado 3 documentos , que si bien no agotan la pluralidad interna, han servido para escenificar las divisiones del aparato. Todo el mundo puede ver como cuanto mayor es el empeño por definir el marco ideológico mayor número de gente de IU se queda fuera del mismo. Es decir, más se azuza, objetivamente, la división. Ese hecho a su vez provoca el efecto perverso de un cierto rechazo al debate ideológico.

El rechazo de ciertos sectores de IU a considerar como expresiones propias y legítimas de la izquierda transformadora lo que en IU hoy existe (por no hablar de lo que queda fuera de ella), poco importa que ese hecho se llame nacionalismo, ecologismo o socialismo nos incapacita en muchas ocasiones para la acción política común. Superar ese mal depende de nuestra capacidad para construir una propuesta práctica con ideología, que no ideológica, que abarque todo ese orbe. La asamblea federal debe dar pasos hacia ello.

Volviendo a los 3 documentos principales señalaremos que los compañeros de Murcia, pero también de otras federaciones, han hecho un estudio comparativo de los mismos demostrando que sus coincidencias llegan a un 96%. A pesar de ello la división es más dura que nunca . Ese hecho nos podría llevar a la conclusión de que efectivamente como señalábamos al principio, la lucha en IU es sólo por el poder, por el aparato. Sin embargo no es así.

Descrita antes la forma de esta pelea, descritos sus orígenes históricos y sus efectos, debemos ahora centrarnos en el verdadero fondo de la misma: ¿qué alimenta y qué vuelve tan virulenta esta lucha? En una organización política la gasolina al fuego sólo se la puede echar la política. No hay otra cosa que mueva más y más profundamente las conciencias. En otras palabras, detrás, tapada por una brutal lucha entre aparatos que se viste con los ropajes de las normas, usos y reglamentos, en definitiva, de la administració n de las cosas,  se esconde una no menos dura BATALLA POLÍTICA.

POLITICA

El fondo de esa batalla POLÍTICA, lo que de verdad está en juego en la próxima asamblea Federal de IU es ver si Izquierda Unida puede jugar un papel positivo, agrupador de la izquierda transformadora en todo el Estado español, o bien si únicamente puede ser un apéndice en la reconstrucció n de una de sus partes, la que el PCE representa. Ese es el verdadero rostro que se esconde tras las guerras de y por el aparato. Esta batalla POLÍTICA es la gasolina que alimenta el fuego de la guerra entre aparatos, la que domina y desangra a IU. De ganar la primera opción, es decir de lograr la mayoría aquellas fracciones del aparato que para la política dependen de la existencia misma de IU, Izquierda Unida de salvará no sólo como organización, sino como posibilidad de ser el referente de la izquierda transformadora en el Estado.

Si gana la segunda opción y el PCE logra la mayoría determinante en la asamblea, tal vez y por un tiempo, IU siga existiendo, pero la posibilidad de que Izquierda Unida sea el referente amplio (en lo ideológico y en la praxis) de la izquierda transformadora se alejará a favor de la recomposición del viejo partido comunista. Algo que lejos de superar las contradicciones actuales, las agudizará. La propia IU es la expresión práctica de que “el PCE de siempre” no puede material, ni ideológicamente absorber y resolver en su seno la propia realidad plural práctica e ideológica del conjunto de la izquierda existente en el Estado a la izquierda del PSOE.

Esta definición, siendo la fundamental para la IX asamblea, no agota todas las peleas políticas y de aparato que hay en IU. De hecho, no hay dos, sino tres documentos. Por lo tanto a la pelea anterior hay que añadir la que libran entre sí las dos fracciones de la antigua mayoría federal. Como tal es una pelea subsidiaria de la anterior, pero tiene su propio desarrollo. El fondo político de la misma está relacionado con el PCE. Más exactamente con la actitud a mantener ante ese agrupamiento. Para el sector dominante de los llamados llamazaristas , el PCE es únicamente un lastre para IU que, o  bien desaparece de su seno o queda en IU como un hecho marginal. Es decir, que hoy no sería una “corriente legítima de IU”. Por el contrario, para el sector “IU tiene futuro” el PCE es una corriente más de IU y, en consecuencia, una componente de su vida política y pluralidad. Les une que, junto a muchos otros en IU, ninguno de los dos quiere que la del PCE sea la corriente dominante.

Cada paso dado en la pelea política de preparación de esta asamblea y los que se darán en la asamblea misma, responden a los hechos antes expuestos, eso sí,  pasados convenientemente por el tamiz de los aparatos que hoy coexisten en IU.

¿PUEDEN CONVIVIR COSAS TAN DIFERENTES?

 

El reto que mantiene viva a IU es precisamente el de buscar constantemente un espacio práctico común entre las diversas concepciones ideológicas de la izquierda, sus diversos balances y sectores. Es el coagulante que se aplica contra la sangría de la guerra entre aparatos. Dicho en otras palabras, IU sólo puede existir como un movimiento socio político, plural de izquierda transformadora, ideológicamente diverso y vinculado determinantemente a la movilización y los movimientos sociales. Es decir, como un movimiento construido sobre tareas y mejoras prácticas para los oprimidos del Estado, más que como un cuerpo ideológico. Este objetivo es el que tiene que ganar puntos en la próxima asamblea a través de sus resoluciones y a través de la lucha que se desarrolla en el seno del propio aparato y sus fracciones.

 

     Superar la división en y que la próxima asamblea tenga un buen resultado,  pasa por garantizar la autonomía, pluralidad e independencia del proyecto, esa es la clave de la reconstrucció n de la izquierda transformadora en el Estado. Sin ganar esa batalla, que es la que nos permitirá unir a todos, incluido al PCE, no hay manera de avanzar. Lo contrario, representa más división, incluso la implosión de IU.

 
Redes está trabajando por esa perspectiva. Antaño lo hicimos apoyando los escritos de IU Abierta e IU tiene futuro y buscando, sobre bases prácticas, acuerdos de unidad que permitan relanzar a IU y, por ende, a todas sus componentes.

En la próxima asamblea federal empeñaremos nuestras fuerzas en que IU salga con un único documento federal, centrado en ser una respuesta a la crisis por la izquierda y en dar solución a las cuestiones democráticas básicas que permitan un Estado federal solidario a partir del ejercicio del derecho a la libre decisión. Por último, defenderemos una dirección plural que partiendo del reconocimiento de todas las componentes de IU, se lance a trabajar por su relanzamiento.

Probablemente, la asamblea no reúne bases materiales suficientes para resolver de una vez por todas el futuro de IU pero, en todo caso, sí reúne los mimbres suficientes para mandar una señal inequívoca hacia el futuro.

 

Carlos Girbau

 

*Carlos Girbau es miembro de la Permanente Federal de IU

y de la corriente REDES.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Politica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s